garmol
 

Estudios demuestran que la felicidad es extremadamente contagiosa y puede extenderse en varios grados de relación a través de un simple gesto. Esto quiere decir que si practicamos el happy shopping podemos hacer felices a las personas que nos cruzamos cada vez que vamos a la compra.

garmol
 

Levántate sin retrasar la alarma, tómate un desayuno de campeones y sonríele a la vida. A la vida y a tus vecinos, y a tus compañeros de trabajo, y a tu familia, y a tus amigos. Sonríe y empieza la epidemia.

garmol
 

Advertencia, el uso de estos carros es altamente contagioso. Y la felicidad que provoca comprar con ellos también. Tanto que pueden generar una epidemia de felicidad, te pedimos que los uses con precaución.

garmol
 

Y nos gusta porque cuando te conviertes en contagious shopper, no hay quien pare la cadena de contagio. Esas personas harán felices a otras, y esas a otras, extendiendo la epidemia hasta el infinito.

garmol
 

Y de quedarnos de charleta a la puerta del mercado, y de ir andando a la compra para cruzarte con los vecinos y poneros al día, de reírnos de nosotros mismos, y de dar los buenos días aunque sean malos.

Nuestros productos destacados